Blog de viajandofuerte

Pros y contras de dedicar un día entero a ver el Teide

Como sucede con cualquier otra actividad, hay quien piensa que un día es incluso poco para ver el Teide y otros que opinan lo contrario. La mayoría de las veces estas opiniones dependen de lo que se quiera hacer en el pico más alto de España, así que no te pierdas esta lista de pros y contras de dedicar un día completo a la visita del Teide.

rock-571802-1280-1-.jpg

Las ventajas de pasar un día entero en el Teide

La verdad es que son muchas. Para empezar, una jornada permite disfrutar de todos los cambios que se viven a lo largo del día en este entorno, por lo que cualquiera sentirá que está aprovechando la excursión de una forma más plena.

Sin ir más lejos, muchos visitantes han señalado siempre que el atardecer es insuperable desde las alturas del Teide. Hay excursiones como la Sunset Tenerife que permite disfrutar de este momento inolvidable en la cumbre del antiguo volcán, algo que se convertirá sin la menor duda en un momento lleno de magia que podrá ser recordado durante mucho tiempo.

Pero si el atardecer es algo de lo que merece la pena disfrutar en las cumbres del Teide, la verdad es que hay otros momentos que no hay que perder de vista y que son una ventaja de pasar un día completo en la montaña.

Por ejemplo, a primera hora se pueden practicar actividades de motor en las laderas de este gigante dormido. Los quads o las rutas en coche por los complicados senderos de la montaña llegan hasta rincones que no podías imaginarte de la forma más cómoda.

Disfrutar de la ruta de los miradores es algo que solo podrás hacer si pasas aquí toda la jornada. Debido a sus condiciones, la verdad es que el Teide cuenta con algunos miradores que no puedes perderte como el de Chipeque, el de la Tarta o el de Piedra del Rosal.

Así, antes de subir por las faldas de la montaña para en algunos de estos lugares y quédate con la boca abierta ante unas vistas que resultan irresistibles.

Otra ventaja es que tendrás tiempo para caminar sin tener que renunciar al teleférico. La cabina asciende en solo 8 minutos a los 3555 metros de altitud regalándote estampas que se convertirán parte de la experiencia única que te ofrece este rincón natural de la isla de Tenerife.

Algunos contras de pasar un día en el Teide

Debes valorar siempre el tiempo que tienes en tu estancia, ya que puede que no estés dispuesto a sacrificar otras visitas para conceder al Teide un mayor protagonismo en tu viaje.

Esta es una de las principales desventajas de pasar toda una jornada aquí. Si bien es cierto que el Teide es más que interesante, Tenerife tiene mucho que ver.

Así, valora si te sobra tiempo para todo lo demás o si merece más la pena que subas rápidamente a la cumbre del volcán y bajes para seguir visitando otros lugares de la isla.

Con todo, tanto si vas un día completo como solo unas horas, la verdad es que por el Teide hay que pasar en algún momento para que tu viaje a Tenerife esté lo más completo posible.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: